Dato salud de exámenes: El ayuno no siempre es de 12 horas

Rate this post

examenesCuando hablamos de exámenes de laboratorio – especialmente el de sangre – casi siempre pensamos en el clásico período de 12 horas de ayuno. Sin embargo, la mayoría de las colectas para exámenes de sangre se puede hacer con tres horas sin ingerir alimentos y, en algunos casos, incluso sin la necesidad de ayuno.

Esa es una noticia positiva para quien quiera aprovechar para realizar procedimientos en horarios alternativos, como en el período del almuerzo o al final del día.

Especialistas explican que el período común de 12 horas fue definido en base al tiempo máximo que una persona normal llevaría a metabolizar todo el alimento ingerido en la última comida.

De esa forma, todos los valores de referencia de los exámenes se establecieron sobre la base de un grupo de personas en ese estado de ayuno. Pero cada persona tiene un metabolismo diferente y, por eso, actualmente, la mayoría de los exámenes pide hasta 3 horas de ayuno.

Y esta noticia va a ser muy útil para las mujeres que tienen hijos pequeños, especialmente en la fase de lactancia; pues para los exámenes de niños, se requiere un ayuno de tres horas en los exámenes de laboratorio.

Hay muchas dudas si se permite tomar agua en ayunas, sí, está permitido. Pero conviene tomarla con moderación. El exceso interfiere en los exámenes de orina. Si su examen implica algún tipo de anestésico, usted no podrá beber agua.

Como todo, sin embargo, existen las excepciones. En algunas situaciones especiales el médico puede solicitar exámenes 2 horas después de la comida. En ese caso, el médico hace la solicitud por escrito.

Para la dosificación de glucosa para diagnóstico de diabetes, el mínimo todavía es de 8 horas, y para colesterol, de 12. El ayuno establecido para el perfil lipídico es de 12 a 14 horas, debido a la dosificación de triglicéridos.

Para todos los exámenes, el recomendado es nunca dejar de alimentarse por más de 14 horas. Además, vale recordar que es necesario evitar actividad física vigorosa por 24 horas antes del examen, y no ingerir bebidas alcohólicas por 72 horas.