¿Cuándo visitar una clínica oftalmológica?

Rate this post

Dice el dicho, es mejor prevenir que lamentar, y esta es una lección que nos va entregando la experiencia y aplica a la perfección con el tema de los problemas a la visión. Cuando se trata de nuestra salud es recomendable darse un tiempo y visitar, por lo menos una vez cada cuatro años, una clínica oftalmológica. De todas maneras en esta ocasión te ayudamos a detectar esas señales que, por otra parte, hacen que sea una necesidad resolver las inquietudes con un oftalmólogo.

Cuál es el tratamiento de la conjuntivitis alérgicaEn primer lugar, y de manera más que obvia pero necesaria de remarcar, es una obligación visitar una clínica oftalmológica cuando notamos que nuestra visión se deteriora. Para explicar mejor a qué nos referimos pondremos algunos ejemplos: Ver borroso objetos que se encuentran en una distancia que antes lográbamos ver con claridad, apariciones de destellos de la nada, dolor ocular y cuando vivimos el efecto de ver “moscas flotando” y visión doble.

Otra razón para visitar un centro de especialistas en visión, es cuando notamos que nuestros ojos se tornan rojos o presentan secreciones anormales, así también cuando aparecen relieves y manchas. Un ejemplo claro de esto último es el queratocono, esta enfermedad ocular (que afecta la estructura de la córnea), genera protuberancias de forma de cono en la córnea.

De todas maneras lo ideal siempre será el llevar una vida sana, y dejar el chequeo de nuestra visión en una clínica oftalmológica como una rutina preventiva, en vez de llegar con daños ya presentes en nuestros ojos. Procura tener presente que las enfermedades oculares se pueden evitar (casi la mayoría) y los consejos para ello son: Evitar el sedentarismo y consumo de tabaco, mantener una buena alimentación con alto contenido de verduras verdes, ya que como mencionamos al principio, es mucho mejor prevenir que lamentar.