Conozca los tipos de estrabismo

Rate this post

El estrabismo es un problema en los ejes oculares que provoca que la fijación de objetos no esté correctamente alineada. Es una afección que aparece a toda edad, que se identifica porque la persona apunta en diferentes direcciones. Los tipos de estrabismo van en la línea de la desviación: si mira hacia delante, hacia afuera, abajo y arriba. El estrabismo suele aparecer con mayor frecuencia en niños, pero cuando se da en adulto, a su vez, se considera cuando la persona sufre alguna dolencia que provoca desviación, luego de tener una visión correctamente alineada.

Qué es el estrabismo convergenteLas causas del estrabismo pueden estar asociadas a un daño al sistema que provoca los movimientos en los nervios ópticos, comandadas por el cerebro, y van desde hidrocefalia, tumores cerebrales, parálisis, Síndrome de Down, prematuridad, desorden de las glándulas tiroideas, cataratas o lesión ocular. Los tipos de estrabismo  están definidos en base a la desviación del ojo. Se denomina estrabismo convergente si se encuentra en una posición interna al centro óptico, es decir, mira hacia adentro, en dirección a la nariz. Si la visión es externa al centro, se habla de estrabismo divergente, u ojo no fijador. Debe ser tratado a tiempo, ya que si se torna continuo, provoca ambliope o el síndrome del ojo vago.

Tratamientos del estrabismo

En base a los tipos de estrabismo, se determina la utilización del tratamiento sensorial y el tratamiento de la desviación. El primero de ellos se enfoca en corregir defectos de refracción para evitar la ambliopía. Cuando es convergente, busca una correcta alineación óptica. En los casos de divergente, se usa correcciones adicionales con elementos para guiar la visión. Los de desviación son tratamientos acomodativos, con lentes ópticos y generalmente no requieren operación, a menos que haya un amplio daño al ángulo de visión.