Causas del sangrado en el embarazo

El sangrado vaginal durante la gestación es común y casi siempre no es caso de emergencia.

Ir al baño y encontrar pequeñas manchas de sangre en el papel higiénico no es motivo de desesperación en la mayoría de los casos. Mantener la calma es fundamental durante esas situaciones y siempre es necesario contactar al médico que acompaña a la paciente cuanto antes.

Se cree que, de 5 gestantes, 1 o 2 sufren de este problema durante el embarazo. Avisar al obstetra, ginecólogo o ir a la emergencia si el sangrado se agrava garantiza la seguridad de la madre y del bebé.

Causas de sangrado en el embarazo

sangramento-gravidez-header-consulta-remedios-640x220

Hay varias razones para el sangrado vaginal y pueden surgir por cuenta de:

Sexo

Después de mantener relaciones sexuales durante el embarazo, el flujo de sangre a la vagina y al cuello del útero se aumenta y los vasos pueden romperse después del acto o después de realizar un esfuerzo físico mayor, sin traer riesgo para el bebé.

Reproducción asistida

Las mujeres que necesitaban someterse a técnicas de reproducción asistida, como la fertilización in vitro, están sujetas a tener pequeños sangrados al inicio del embarazo, principalmente cuando uno de los embriones implantados no se convierte en un feto.

Implantación

Cuando el óvulo es fertilizado, y va hasta la pared uterina, puede ocurrir un sangrado de implantación, que dura entre uno y dos días. La mayoría de las veces, este sangrado ocurre antes incluso de la mujer para descubrir el embarazo.

Ultrasonido transvaginal o examen de tacto

Después de la realización de un examen invasivo, como el examen de tacto o el ultrasonido, el sangrado puede ocurrir debido al aumento de la circulación sanguínea en el cuello del útero y en la vagina.

Infección en la vagina o en el cuello del útero

El médico debe examinar a la paciente y, si hay infección, recetar medicamentos para tratar el problema.

 

Futuro de la medicina: cirugía robótica

La cirurgía robótica es la evidencia del futuro de la medicina. La cirugía abierta no posee tecnología involucrada y la laparoscopía posee algunas limitaciones, como la imposibilidad de aproximar la imagen (zoom) y la rigidez de la pinza.

En la cirurgía robótica, el médico tiene, por medio de la consola, la posibilidad de simular el movimiento del puño, o sea (retirar o sea), con visión de 360 ​​grados.

La era digital llegó a la medicina, el robot es una evolución y una revolución en el entrenamiento del cirujano, es el mayor respeto que el paciente puede recibir.

cirurgia

Entre las ventajas de la robótica destacan:

  • La actuación más precisa y segura del cirujano, con mejores resultados debido a las imágenes Full HD en 3D, fundamentales para dar la dimensión de profundidad.
  • Total seguridad en el manejo de los instrumentos, ya que el equipo cuenta con dispositivos de seguridad delante del mando de la consola.
  • El mejor desempeño del movimiento durante los procedimientos, llegando hasta 360 ° de rotación, permitiendo al cirujano alcanzar estructuras que ninguna otra modalidad quirúrgica ofrece y, para el paciente, menor riesgo de infección, reduce la pérdida de sangre y el tiempo de operación, que proporciona una recuperación más rápida.

Otros diferenciales muy importantes para la medicina 

El robot Da Vinci posee otros diferenciales como:

Firefly: esa es una iluminación guiada por fluorescencia mediante la aplicación de una solución. Este sistema proporciona una identificación en tiempo real de estructuras anatómicas utilizando la tecnología de infrarrojos. La imagen de fluorescencia permite que los cirujanos vean y evalúen mejor la anatomía de vasos y estructuras.

Vessel Sealer: es un sellador de vasos. Se trata de un instrumento que permite un enfoque optimizado para el corte de vasos sanguinos de hasta 7 milímetros de diámetro y permite que los tejidos se encajen en las mandíbulas del instrumento.

Ejercicio intenso puede ayudar a controlar el Parkinson

Treinta minutos al día, cuatro veces por semana, en alta intensidad. Caminando así, cotidianamente, retrasa la progresión de la enfermedad de Parkinson en personas que recibieron el diagnóstico hace menos de cinco años y que aún no usan medicación.

La noticia de que este tipo de ejercicio puede casi ser equiparado a un medicamento preventivo fue anunciado por investigadores de la Northwestern University y Colorado University (EEUU). Fue el primer estudio clínico del género.

Los científicos querían saber si las evidencias de beneficios de esta actividad encontradas en algunos estudios con animales ser observadas en humanos.

casal-idosos-maratona-80-anos

Además, el grupo deseaba descubrir la intensidad y la periodicidad que de hecho traería resultados. Hasta entonces, las informaciones provenientes de las investigaciones en cobayos eran insuficientes para obtener un patrón de efectividad.

Con indicadores positivos obtenidos en la primera fase de los estudios, los expertos siguieron a la segunda etapa. Los pacientes se dividieron en tres grupos.

Los dos primeros entrenaron cuatro veces por semana, pero en intensidades distintas. Una parte entrenó a ritmo moderado con la frecuencia cardíaca entre el 60% y el 65% de la máxima. La otra, a ritmo intenso, con la frecuencia cardíaca entre el 80% y el 85% de la máxima. El resto siguió con su rutina, aunque eso implicara sedentarismo.

Seis meses después, los únicos que no presentaron ningún descenso asociado a la enfermedad, como pérdida de equilibrio y dificultades en la coordinación motora, fueron los sujetos sometidos al régimen de entrenamiento intenso.

Una de las hipótesis para el efecto es que la buena oxigenación proporcionada por el ejercicio ayude a impedir el deterioro de las neuronas.

“Creo que el entrenamiento aeróbico intenso beneficiará incluso a pacientes en estado más avanzado de la enfermedad”, dijo Margaret Schenkmann, responsable del estudio.

Otros ejercicios que ayudan  amenizar y prevenir el Parkisnon :

Danza

Ayuda a mantener o retrasar la pérdida progresiva de la coordinación motora. Las más elaboradas, como el tango, tienen mayor eficacia

Boxeo

Entrena la coordinación motora y mejora la fuerza muscular

Pilates

Aumenta el tono muscular y eleva el poder de concentración, a menudo perjudicial

Cómo identificar y prevenir el cáncer de reto

Todas las personas de más de 50 años deben realizar una colonoscopia. El examen es uno de los que colaboran para el diagnóstico precoz del cáncer de reto, que también se conoce como cáncer de colon  o cáncer colorrectal y tiene prevención.

La enfermedad generalmente no presenta síntomas en su fase inicial. Los primeros signos surgen cuando el tumor ya es visible por la colonoscopia y la alerta del organismo de que algo no está bien en el intestino se da en la forma de:

  • sangrado rectal;
  • heces muy oscuras;
  • intestino preso;
  • diarreas frecuentes;
  • pérdida de peso sin causa detectable;
  • distensión abdominal frecuente con gases;
  • flatulencia maloliente;
  • eliminación de moco en las heces;
  • sensación de querer evacuar constantemente.


Las personas con antecedentes de cáncer familiar deben prestar mayor atención a esas manifestaciones, pues forman parte del grupo de riesgo, o sea, entre las que tienen mayor probabilidad de desarrollar la enfermedad.

Además, cualquier persona que presente uno de estos síntomas debe buscar ayuda médica cuanto antes para realizar la investigación.

La edad es otro factor que favorece el surgimiento del cáncer de . reto.Por eso, hay la recomendación de que la colonoscopia sea realizada a partir de los 50 años.

El examen identifica la existencia de pólipos en el intestino que, si no se tratan, pueden evolucionar hacia un cáncer. Los pólipos son lesiones benignas que crecen en la pared del intestino y se pueden quitar en el momento del examen para evitar la progresión a un tumor.

Influencia de la alimentación en la formación del cáncer de intestino

Una de las faltas de cuidado que favorecen el desarrollo del cáncer de intestino es en cuanto a la alimentación.

Una persona que mantenga un estilo de vida sedentario y una dieta  que no incluye el consumo de fibras y líquidos, donde hay gran ingestión de grasas, alimentos condimentados, productos industrializados, colorantes, conservantes, fast food y carnes rojas procesadas es más propicio para la aparición de la enfermedad.

Cambiar estos hábitos no sólo previene el cáncer, sino que también hace bien para la salud como un todo. El consumo frecuente de fibras y la ingestión de al menos dos litros de agua al día, así como la práctica diaria de ejercicios físicos, colaboran para el buen funcionamiento del organismo, incluso del intestino.