Sepa cuáles son las enfermedades de la tercera edad

enfermedades_terceraedadCuando llega el momento de alcanzar la mayoría de edad, junto con el cansancio del cuerpo se le suman una serie de enfermedades que van de la mano con esta nueva etapa. Es por esto que es necesario conocerlas para que podamos ayudar de mejora manera estas personas, y que puedan acudir al médico geriatra lo antes posible.

A continuación les daremos una lista de las enfermedades más habituales que se presentan en la edad avanzada.

Afecciones más comunes

1- Artrosis: Consiste en la degeneración del cartílago articular debido al paso de los años, la que se refleja en problemas motores y dolor al mover las articulaciones. Cuando se llega a los 75 años es muy común que todas las personas presenten esta enfermedad. Los que tienen mayor tendencia a padecerla son personas con obesidad, las que no hacen suficiente ejercicio, y especialmente las mujeres.

2- Artritis: Se puede presentar con la inflamación de las articulaciones, o bien como hinchazón articular en las enfermedades degenerativas.

3-Alzheimer: Es la pérdida progresiva de la memoria y de las habilidades mentales debido al envejecimiento del cerebro. Esta enfermedad es degenerativa porque a medida que mueren las células nerviosas, distintas zonas del cerebro se van atrofiando.

4-Parkinson: Enfermedad neurodegenerativa  que se produce por la pérdida de neuronas en la sustancia negra cerebral. Desencadena trastornos del movimiento, alteraciones de la función cognitiva en la expresión de las emociones y en la función autónoma.

5-Presión arterial alta: Aunque no presenta síntomas, puede provocar problemas como insuficiencia cardíaca, infarto, insuficiencia renal; es por ello que es muy importante que las personas de tercera edad se controlen la presión periódicamente.

6-Sordera: Conforme avanza el envejecimiento, comienza el desgaste natural del oído. No obstante existen audífonos que optimizan en gran parte la calidad de vida de la persona mayor.

Conozca los beneficios de un bypass gástrico

bypassLa obesidad es una enfermedad que está afectando a todo el mundo y corresponde a cuando el peso de una persona alcanza un nivel tal que comienza a afectar seriamente su salud, llegando a causar enfermedades crónicas y trastornos mortales, como por ejemplo la hipertensión, la degeneración de las articulaciones, el cáncer, insuficiencia respiratoria, diabetes mellitus, y la enfermedad coronaria del corazón.

Cuando una persona trata de bajar de peso, y los programas de ejercicios y las dietas voluntarias no funcionan, lo más recomendable es una cirugía de bypass gástrico porque es la opción más segura debido a su seguridad y baja mortalidad.

¿Por qué debería someterme a uno?

A continuación les daremos una serie de razones por las cuales una persona con obesidad, debe ir a su médico y someterse a una cirugía de bypass gástrico:

Esta cirugía es muy efectiva ya que consigue una mayor reducción de peso, es muy poco agresiva y además tiene la particularidad de ser reversible.

Luego del bypass gástrico, los pacientes comienzan a perder peso, y sus problemas relacionados con la obesidad mórbida  mejoran, o inclusive se resuelven. Algunas de ellas son la acidez, la incontinencia urinaria, el funcionamiento del tracto respiratorio, la apnea del sueño y la enfermedad por reflujo gastroesofágico. Además es preciso añadir que los estudios han demostrado que un bypass gástrico reduce el riesgo de ataques cardíacos.

Los pacientes que padecen de elevados niveles de colesterol o diabetes mellitus necesitan menos medicación y algunos pueden llegar a controlarla.

Es un procedimiento bastante seguro, incluso para los pacientes de edad avanzada o para los que sufren de alguna enfermedad enfermedades cardiovasculares.

Finalmente los que se someten a esta operación pueden mejorar enormemente su calidad de vida y mejoran su salud en general, lo que es altamente beneficioso para los pacientes con obesidad.

Sepa por qué se produce la epilepsia

epilepsiaLa epilepsia es una enfermedad del cerebro de carácter crónico que se manifiesta con recurrentes convulsiones, que se caracterizan por episodios breves de movimientos involuntarios que pueden afectar a una parte del cuerpo, las llamadas convulsiones parciales; o bien atacando a su totalidad. En variadas oportunidades están acompañadas con la pérdida de la conciencia.

Este fenómeno ocurre debido a excesivas descargas eléctricas en los grupos de las células del cerebro que provocan convulsiones, las que pueden ser breves de ausencia o de contracciones musculares, hasta convulsiones que duran un tiempo prolongado (que son diagnosticadas como graves) y la frecuencia puede variar dependiendo de cada caso, por ejemplo en unas personas puede durar varias veces al día, y en otras solo una al año. No obstante, cuando una persona sufre una convulsión en su vida, no es considerada epilepsia porque cualquiera puede padecerla, por lo que epilepsia corresponde a cuando se sufren dos o más convulsiones no provocadas.

Sus principales causas

Es necesario recalcar que la epilepsia no es algo contagioso, pues no por estar junto a una persona que la padezca se transmite la enfermedad.

Existen distintos tipos de epilepsia, y la más frecuente se denomina epilepsia idiopática y no tiene una causa posible de identificar.

La epilepsia secundaria o sintomática  es la que sí tiene causas, las que pueden clasificarse en las siguientes:

-Algunas malformaciones congénitas, o alteraciones genéticas con malformaciones cerebrales.

-Padecer síndromes genéticos

-A causa de tumores cerebrales

-Debido a un accidente cardiovascular que reduce la llegada del aire al cerebro.

-Tener un daño cerebral provocado en el parto, como por ejemplo bajo peso al nacer, asfixia o traumatismos.

-Tener infecciones cerebrales como la neurocisticercosis, encefalitis o meningitis.

El tratamiento de esta enfermedad es muy simple y efectivo, porque se controla con un remedio anticonvulsionante una vez al día, sin riesgo de recaídas.